Tiempo de crisis, tiempo de oportunidades

Juan Diego Echeverri Mesa
Director de Operaciones y co-fundador de Cidenet S.A.S.

A lo largo de nuestra vida hemos escuchado un sinnúmero de veces que estamos en tiempo de crisis. La política, la economía y la sociedad en sí han sido protagonistas, de primer nivel, de esa percepción recurrente y aparentemente constante. Hoy nos encontramos con un nuevo protagonista: la salud, y no porque ella no hubiera figurado antes entre esa larga lista de sujetos de crisis, sino porque la de hoy es un caso especial, no es nuestra crisis, es una crisis mundial que impacta, además, todos los ámbitos mencionados anteriormente y más.

Ahora, el propósito de este artículo no es hablar de la crisis. Suficiente tenemos con la gran cantidad de información que recibimos minuto a minuto, sino por el contrario, hablar de las oportunidades que hay en ella.

No pretendo hacer parecer que no pasa nada, que todo puede ir y seguir dentro de la normalidad, busco solamente, desde lo que ha sido para Cidenet S.A.S., presentar un panorama en el cual las cosas, si bien han representado un reto significativamente alto, también han abierto nuevas alternativas, nuevos puntos de vista, nuevos horizontes.

Puedo hablar con propiedad de que durante las últimas semanas Cidenet S.A.S. ha logrado mantener su operación gracias a dos factores fundamentales: el factor técnico, atado directamente a las tecnologías de información y comunicación; y el factor humano, atado directamente a la confianza y respuesta por parte de nuestros clientes y colaboradores.

Dentro de la legislación laboral colombiana, hay un apartado que no es nuevo, pero que ha – había – costado adoptarlo dentro de nuestra organización. Hablo del trabajo remoto y teletrabajo que, por cierto no son lo mismo, y que tienen implicaciones laborales y legales especiales y particulares, pero explicarlos tampoco es el propósito de mi reflexión.

Cidenet S.A.S. ha sido una compañía que ha velado por brindar a sus colaboradores confianza y flexibilidad, por lo cual el trabajo remoto – esporádico -, de manera implícita ya hacía parte de nuestro día a día, no así el teletrabajo.

Desde enero de 2020, nuestra área de Talento Humano había iniciado un plan piloto en este sentido en el que cuatro de nuestros colaboradores harían sesiones de teletrabajo semanalmente. Este plan piloto fue resultado de un arduo estudio de la norma para garantizar que estuviéramos listos y que todo estuviese bajo el marco legal requerido para ello, lo cual fue formalizado a nivel organizacional bajo una política estructurada y apegada a la norma misma, no sabíamos que nos preparábamos para lo que dos meses después nos veríamos obligados a asumir.

Hoy, después de semanas enteras en las que nuestros colaboradores han tenido que trabajar desde sus casas a causa de la contingencia, hemos recibido una respuesta satisfactoria: nuestros clientes no han presentado inconvenientes, nuestros colaboradores han respondido con compromiso y Cidenet S.A.S. ha encontrado, al igual que muchas otras compañías, una oportunidad para operar bajo nuevas formas, así como posibles alternativas a otras dificultades que se han tenido latentes en el tiempo como el espacio físico y su distribución que, en la medida en que se da el crecimiento cuantitativo de nuestro equipo, representa otro de los retos para nuestra compañía.

Así como Cidenet S.A.S., nuestros clientes y algunas empresas o particulares, han encontrado en esta situación nuevas oportunidades que estaban escondidas en el día a día confortable al cual estábamos acostumbrados; la salud, la logística, el entrenamiento físico, entre otras áreas de diferentes mercados, han visto nuevos horizontes que, de nuestra mano, esperamos puedan ser materializadas.

La invitación es, entonces, a encontrar en la dificultad, en la crisis, los pequeños detalles. A entender que después de esto, tal vez, el mundo será diferente y esos pequeños detalles podrán ser transformados en oportunidades que hagan la diferencia.